• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Agosto 15 de 2019

Provisión del Cielo

El SEÑOR responderá: «¡Miren!, les envío grano, vino nuevo y aceite de oliva, suficiente para satisfacer sus necesidades. Ya no serán objeto de burla entre las naciones vecinas.

Joel 2:19 NTV

El Señor es nuestra promesa cumplida, nuestro pronto socorro ante nuestra necesidad, Él es quien satisface nuestra incapacidad, El provee todo lo que nosotros necesitemos…

Nuestro Dios es suficiente para satisfacer nuestras necesidades, PERO, encontramos obstáculos para recibir lo que Él tiene preparado para cada uno de nosotros, esto es el pecado que nos asedia, en el libro de Joel encontramos una experiencia que estremecería al pueblo, una gran plaga de langostas que aparecen con un propósito, lidiar con el pecado de los suyos.

¿Usted puede imaginar una plaga de langostas que azote el lugar donde usted vive? Imagínese por un momento, insectos que devoran todo lo que puede tener como sustento, pequeños moscos que aparecen en su vida pero que al pasar el tiempo se convierten en más que insectos adultos, se convierten en su peor pesadilla arrasando todo lo que encuentra por delante, esto es lo que presenciamos en el libro de Joel. ¿Acaso encuentra algún parecido con el pecado? Esto que nos ha hecho añicos por siglos encuentra una cura delante de nuestro amado Dios.

Arrepentimiento…,si, la cura para el pecado es el arrepentimiento, esto fue el llamado que Joel realizo al pueblo, arrepiéntanse y conviértanse de su pecado para que estos, sean borrados y vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio (Hechos 3:19), este aún sigue siendo el llamado, recordemos que este llamado era para su propio pueblo, es decir que este llamado es para usted y para mi… por un momento oremos y pidamos al Espíritu de Dios que nos muestre cual es el pecado del que debemos arrepentirnos.¿Sabe algo? Cuando usted toma tiempo para permitir que Dios le hable, Él lo hará y le ayudara a retomar el camino de vida, que es El.

La provisión nos ha sido dada por parte del Padre Celestial, su Espíritu Santo, es tiempo que le demos el lugar que le corresponde, Él es suficiente para todas nuestras necesidades, por tanto, te ánimo, para atesorar su provisión como la perla de gran valor y continuar con su propósito y llamado, levántese y sea el hijo de Dios que usted es.

Guía de oración

Padre bueno, vengo delante de tuyo con el corazón dispuesto para que tú, me hables, para que examines mi vida y me muestres en que debo pedirte perdón…   Yo me arrepiento y decido convertirme de lo que me has mostrado, y te doy gracias por tu amado Espíritu Santo el cual has provisto para mí en medio de mi necesidad, para seguirte.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This