• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Febrero 28 de 2019

Oposición al reino de Dios

Queremos que Cristo, el heredero, sea también nuestro Rey.

Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra. Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor.

Salmos 2:1-12

El reino del Mesías está fundado sobre un decreto eterno de Dios el Padre (v7). Cristo tiene más excelente nombre que los ángeles, y lo tiene por herencia (Hebreos 1:4). Hemos de glorificar a Cristo como al Hijo de Dios y Señor legítimo nuestro, esperando la promesa de que el reino del Mesías será establecido triunfante de toda oposición.

El salmista exhorta a los reyes y jueces de la tierra a que, dejándose de cosas vanas (v1), sean prudentes (v10) y se sometan voluntariamente al gobierno de Cristo. El que tiene poder para destruirlos muestra que no se complace en su destrucción, les exhorta a tomar una actitud que puede conducir a su felicidad. Lo que le dice a ellos, se lo dice a todos nosotros respecto a la manera de servir a Dios (v11).

Toda nuestra adoración, así como nuestra conducta, ha de comenzar por un santo temor de Dios; hemos de alegrarnos con temblor (v11), es decir, con alegría, respeto y responsabilidad.

Pablo también nos advierte, “ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”. ¿Qué quiere decir con esto? Que sabiendo nuestras debilidades e incapacidades debemos conocer que nuestra salvación no se basa en nuestros méritos, ni en que fuimos mejores que otras personas. Sólo cuando tenemos claro esto, demostramos verdadero temor a Dios. Ese es el temor y temblor del que habla Pablo.

Oración:

Cristo, en tu mediación podemos consolarnos y animarnos, unos a otros

Reflexión:

¿Cuál es tu primera reacción ante algún imprevisto que te hace sentir amenazado? ¿Qué podrías hacer para manejar mejor tu angustia?

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This