• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Junio 13 de 2019

La Familia y el Libro de Proverbios

Camino a la vida es guardar la instrucción;

Pero quien desecha la reprensión, yerra.

Proverbios 10:17

El recibir instrucción, así como la disciplina, es una gracia especial que viene de nuestro buen Dios, es por eso, que cuando tenemos la bendición de ser instruidos y disciplinados, debemos atesorar y obedecer, porque nos dice la palabra: que nos lleva por camino a la vida, que es un camino seguro.

Pero hay otro camino, y es el del error, y solo caminamos por allí cuando tenemos en poco la reprensión, la menospreciamos y la desechamos. Dice la palabra que la disciplina no es causa de gozo, sino de tristeza (Hebreos 12:11). Cuando nos llaman la atención sobre una falta que hemos cometido o inclusive, nos advierten sobre las consecuencias de algo que ha sucedido o sucederá, no nos gusta. Pero debemos recibir la corrección o la reprensión porque: primero, sabemos que viene de Dios mismo, así la recibamos de nuestros padres o de la persona que tengamos como autoridad. Segundo, Dios nos disciplina porque nos ama (Hebreos 12:6), entendemos entonces, que es una manifestación de amor, de cuidado, esta debe ser la misma razón por la que los padres disciplinan a sus hijos, por amor y en el Señor. Y finalmente, el abrazar la reprensión evidencia la humildad y mansedumbre de nuestro corazón. 

Revisemos a la luz de esta palabra que tanto amamos o desechamos la reprensión y la instrucción. Y esta es la medida: si amamos la instrucción, la obedecemos. Cuando aceptamos la reprensión, abandonamos el mal camino y volvemos a Dios. 

Guía de Oración

Padre, gracias por tu amor. Amor que se evidencia en tu corrección para que vuelva mis ojos a ti. Perdona mi orgullo que no me deja aceptar tu disciplina, perdona porque pienso que mis caminos son mejores que los tuyos, perdóname, Señor. Ahora me arrepiento y aunque se que me va a doler tu disciplina, la acepto y te pido Espíritu Santo que me ayudes. En el nombre de Jesús. Amén.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This