• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Junio 10 de 2019

La Familia y el Libro de Proverbios

Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud,

Proverbios 5:18

El libro de proverbios advierte sobre el adulterio, y a pesar que es reincidente sobre términos como la mujer ajena, la mujer extraña, la mujer ramera, la mujer insensata, no podemos perder de vista que la palabra le habla tanto al hombre como a la mujer.

A lo largo de los capítulos 5, 6, 7 y 9 no solo se pone en evidencia la conducta de estas personas, que estando casados actúan como si no lo estuvieran, sino que constantemente nuestro Padre nos recuerda lo valioso que son la sabiduría, la inteligencia y la reprensión, la enseñanza y el mandamiento de los padres, para guardarnos de sus artimañas. Revisemos a la luz de la Escritura:

  • Son expertos manipuladores y con sus palabras entretejen engaño: “Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, Le obligó con la zalamería de sus labios.” (Prov 7:21). La zalamería hace referencia a alabanzas y reconocimientos exagerados que siempre buscan algo a cambio.
    • Astutos de corazón. Se visten de forma provocadora o descrestante para llamar la atención. (Prov 7:10).
    • Ocasionan peleas constantemente, generan desorden para llamar la atención.

      (Prov 7:11)

  • Acechan con cautela esperando el momento preciso para hacer caer a los desprevenidos. (Prov 7:12)
    • Están llenos de lujuria y lascivia. Y dicen en su corazón: “No he hecho maldad.” (Prov 7:15-19, 30:20)

El Señor nos guarde, no solo de caer en las redes de adúlteros, sino de ser como ellos haciendo caer a otros. Además, muy grande es la tarea que tenemos como padres para instruir a nuestros hijos llevándolos por camino de Santidad (Isaías 35:8).

Guía de Oración

Padre, te damos gracias por tu palabra que nos advierte y también nos confronta. Espíritu Santo examínanos y ayúdanos a sembrar en nuestros hijos el amor por ti, para que abracen la sabiduría y la inteligencia que solo provienen de tí. Guárdanos Señor, en el nombre de Jesús. Amén.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This