• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Marzo 12 de 2019

La Familia: Encontrándonos con Jesús

Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos

Lucas 17:12

Nos encontramos con la historia de diez hombres con una condición en común: eran leprosos. Jesús llego a aquella aldea donde ellos estaban. Lo reconocieron, y todos empezaron a clamarle: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

De acuerdo con la ley, el leproso debía presentarse delante del sacerdote y era él quien determinaba si era inmundo, si tenia que encerrarlo o si lo proclamaba limpio. Es por esta razón que Jesús les dice que se presentaran ante el sacerdote, porque solo él podría confirmar su sanidad, llevar a cabo los sacrificios por sus pecados y la purificación de su inmundicia para reintegrarse a la sociedad. Y por su obediencia, nos dice la palabra “que mientras iban, fueron limpiados” (v.14). Notemos que El Señor quería encontrarse con todos, con todos hizo lo mismo, pero solo uno regreso.

Nuestro buen Dios nos atrae, dice la palabra en Oseas 11:4 “Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor;” las cuerdas humanas hacen referencia a nuestra necesidad humana, la utiliza para que nuestra mirada regrese a Él, al único que trae solución. Pero esto es solo un “abrebocas”, los nueve leprosos que no regresaron, se quedaron con un Dios que “funciona” y no escogieron la relación que transforma vidas. Se quedaron con su necesidad de sanidad satisfecha, pero se perdieron de lo que Jesús tenia para ellos en su pensamiento.

Hoy pidámosle al Señor que nos ayude a manifestar en nuestro hogar las actitudes del hombre que regresó: glorificaba a Dios a gran voz, es decir, reconocía públicamente que su sanidad provenía de Él. Se postró rostro en tierra a sus pies, señal de humillación, este milagro había quebrantado sus corazones, rompía con sus razonamientos y finalmente, daba gracias, tenía un corazón agradecido (v.17:15).  El ejemplo es poderoso para nuestros hijos!

Guía de Oración Amado señor, coloca en nosotros un corazón agradecido, hoy reconocemos que el agradecimiento arranca de nosotros la queja, la altivez y la autosuficiencia. Muchas gracias Señor. En el nombre de tu hijo Jesús.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This