• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Marzo 6 de 2019

La Familia: Encontrándonos con Jesús

Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.

Marcos 5:40

Esta historia se refiere a la hija de uno de los principales de la sinagoga llamado Jairo.   La palabra nos describe una situación de caos en la casa por causa de la niña y su condición, todos lloraban y lamentaban su “muerte”, al punto que cuando llegó Jesús les reclamo tanto alboroto, y con la serenidad que le caracteriza, les dijo: “La niña no está muerta, sino duerme” (v.39). A pesar de su incredulidad que se manifestaba en las burlas que le hacían, Jesús se abre paso, echo afuera de la casa a todos y solo dejo a los padres y a sus amigos, la buscó, la tomó de su mano y con su ternura le dijo: “Niña a ti te digo, levántate” (v.41).

Pero, ¿Quién llevó a que Jesús se encontrara con esta niña? La respuesta es: su padre. Este hombre creía que Jesús era el único que podría salvarla para que viviera, dice la palabra que “le rogaba mucho” (v. 23), su padre se convirtió en su intercesor. Y por su clamor, recibió consuelo, de esta forma, cuando llegan las noticias de la muerte de su hija, Jesús le dijo: “No temas, cree solamente” (v. 36).

Así como Jairo, nosotros como padres somos los intercesores de nuestros hijos para que tengan un encuentro con su Salvador, con el único que les puede dar vida y vida en abundancia. Es tiempo de clamar por nuestros hijos! No desfallezcamos porque su consuelo llega a nuestras vidas diciendo: “No temas, cree solamente”.

Guía de Oración

Gracias Padre, gracias por tanto amor! Amor que levanta, que consuela, que obra en la vida de cada miembro de esta familia. Hoy te clamamos por nuestros hijos! Hoy levantamos a ti nuestra voz por nuestros hijos, para que conozcan a tu Hijo Jesucristo. Amado Jesús revélate a la vida de nuestros hijos. Perdónanos si no hemos reflejado tu amor hacia ellos, como padres hemos sido torpes, te pedimos que nos visites y restaures sus vidas. Enséñanos a llevarlos por tu camino. Gracias Señor, gracias Espíritu Santo. En el nombre de Jesús. Amén.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This