• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Noviembre 13 de 2019

La Familia: Encontrándonos con Jesús

Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.

Juan 11:5

Esta es una familia conformada por tres hermanos, la palabra no nos ofrece mayor información sobre sus padres, pero lo que sí nos evidencia es que Jesús los amaba.  La primera vez que Jesús se encontró con Marta, fue un día en que él pasó por la aldea donde vivían y ella lo recibió en su casa (Lucas 10:38). En esa ocasión, Marta estaba muy preocupada con muchos quehaceres, quería dar la mejor impresión y al ver que su hermana no le ayudaba, se enojó y manifestó su frustración quejándose delante del Señor esperando que Él se pusiera a su favor, pero su amor llega a mostrarle que era lo verdaderamente importante: sentarse a sus pies a escuchar sus palabras.

La escritura nos vuelve a hablar de esta familia cuando Lázaro muere por una enfermedad, Jesús se encuentra nuevamente con Marta, pero ahora su enojo por el dolor de la perdida se presentó en reclamo: “Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.” (Juan 11:21), Jesús con su amor paciente, le explica que Lázaro resucitará, pero esto no fue suficiente, no entendía que quien estaba delante de ella es “la resurrección y la vida” (Juan 11:25) y que donde Él está, está la vida para todo el que en Él cree.

Nuestro “conocimiento” de la palabra no basta. Si no creemos y confiamos en Aquel que es fiel para cumplirla, nada pasará en nuestras vidas. Marta intentó justificar su incredulidad con frases como yo se… o yo he creído, pero la realidad era que ni sabía, ni creía…y por eso viene la pregunta: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? Si no creemos, entonces no veremos que Dios hace posible lo imposible.

Jesús quiere encontrarse con nosotros para que veamos nuestra maldad, nos quiere llevar al arrepentimiento para que no volvamos a ser los mismos, estamos dispuestos? Esta mujer finalmente estuvo dispuesta y fue transformada, después de la resurrección de su hermano, Jesús estuvo en su casa de nuevo y nos describe la palabra que “Marta servía” (Juan 12:2), sin frustraciones, quejas, sin reproches, amargura y sin afán de protagonismo…ella solo servía. Su actitud había cambiado, había tenido un encuentro con el amor de Jesús.

Guía de Oración

Gracias Padre por tu amor, amor que se manifestó entregando a tu único hijo Jesucristo para que todo aquel que en el crea no se pierda sino que tenga vida eterna. Él es la vida. Hoy te pido que cada miembro de mi familia tenga un encuentro contigo, un encuentro personal que transforme y traiga vida. En el nombre de Jesús. Amén.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This