• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió

Juan 6:38

Dios nos salva para que podamos reencontrarnos con Él.

¿Qué podemos hacer frente a la salvación? ¡Rendirnos! Dejar de luchar con lo que nos queda de fuerzas y aprender a entregarle el control. Quizás estás atravesando por una situación difícil, confusa, de angustia, donde sientes que no puedes hacer nada más al respecto. Ríndete y entrégale todo a Dios. Pon tu vida y las situaciones que estás viviendo, en manos del Espíritu Santo. Él podrá llevar el control y podrás prosperar en cada área de tu vida. No te olvides que en Juan 14:16 Jesús nos prometió que vendría el Consolador que estará con nosotros siempre.

Oremos:

Espíritu Santo de Dios, ayúdame a hacer tu voluntad y no la mía, que pueda entregar totalmente el control de mi vida a tu voluntad. Que mi vida sea para ti, en respuesta de tu amor por mí.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This