• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia.

Isaías 26:9

En la lectura vemos el corazón del profeta Isaías, en su relación con Dios; una relación de intimidad, de búsqueda, de deseo por El, es una relación de oración e intercesión.

En efecto, nuestro primer interés en la oración y en toda nuestra vida como lo dice el profetay en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte” es decir, mientras tenga vida, nuestro primer interés en la oración, y en toda nuestra vida, debe ser que el nombre de Dios se santificado y que su presencia nos ayude en un desempeño fiel de nuestro servicio a Él. Y en una fuente de consuelo en las dificultades, y adversidades de la vida ya que en su justicia todo tiene su recompensa.

Oremos:

Padre bueno, que en nuestro corazón permanezca el deseo de buscarte, de buscar tu presencia en todo momento. Que nuestra vida sea una vida fiel a ti que santifique tu nombre. Padre bueno gracias por tu justicia aquí en la tierra, porque es real y verdadera.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This