• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Abril 19 de 2019

Bases evangélicas

Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis;

1 Corintios 15:1-11

El evangelio es un mensaje que produce reacciones: de aceptación o de rechazo. Veamos algunas afirmaciones sobre él:

Está basado en el compromiso personal (1-2). Acercándose al final de su epístola, una vez más, Pablo llama la atención de los corintios hacia el mensaje que les ha enseñado. Para ello apela a tres aptitudes humanas. La primera, la memoria que les permitirá retener el contenido del evangelio. Luego la voluntad con la que decidieron seguir a Cristo. La tercera es la constancia por la que están firmes. Entonces tenemos que: Recibimos el evangelio, recordamos su contenido, aceptamos el mensaje, y nos mantenemos firmes en la decisión que tomamos al respecto.

Está basado en hechos históricos (3-8). El mensaje no consiste en un mero recuento de hechos históricos, sino que es una demostración del poder que el evangelio tuvo en Cristo mismo. De modo que no es un relato de Cristo sino de lo que Dios hizo en Él resucitándolo de los muertos.

Está basado en la bondad de Dios (9-11). Pablo hace referencia a la bondad de Dios manifestada en Él. Se observa en estos versículos que sin la bondad de Dios no seríamos nada. Pero al mismo tiempo Dios no puede hacer nada si nosotros nos resistimos. Es una tarea mancomunada entre Dios y la persona.

Guía de Oración:

Gracias Señor, Por el poder del evangelio que ha cambiado mi vida.

Reflexión:

¿Puede existir un cristiano que niegue la resurrección? ¿Por qué? ¿Cuál es tu esperanza más allá de la muerte?

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Yahoo Mail
  • LinkedIn
  • Gmail
  • Myspace
  • Blogger

Comments

comments

Translate »
Share This